Y entre New York y New York, siempre quedará Madrid. Porque si algo tiene esta ciudad es su capacidad de reconciliarte con el día a día. Aunque en ocasiones resulte demasiado fácil dejarse llevar por el cansancio acumulado o la inmobilidad que propicia la rutina, el fin de semana es ese momento especial en que debemos recuperar nuestras vidas y hacer volar por los aires cualquier atisbo de pereza existencial. Obligarse a dejar la comodidad engañosa del sofá puede ser una tarea ardua. Lo digo por experiencia propia. Pero las ventajas son incontables y la sensación de parálisis mental suele esfumarse una vez que te pones en marcha. Con esto no niego la utilidad de quedarse en la cama más tiempo de lo debido o el beneficio de una buena tarde de lectura hogareña sin más compañía que uno mismo. El problema, en mi opinión, llega cuando convertimos el fin de semana en un momento más dentro de nuestra hoja de ruta cotidiana. Labores domésticas varias, trabajo pendiente en la oficina, listas de compra interminables seguidas de cansinos “paseos” por el centro comercial de turno…¡Sí! En ocasiones la vida es así de insufrible, ¿pero acaso es necesario convertir lo insufrible en habitual? Suframos, sí (¡qué remedio!), pero lo menos posible. El mundo no se va a detener porque algún que otro fin de semana la casa se convierta en una especie de leonera infecta a la que no piensas dedicar ni medio segundo. Tampoco nuestras despensas sufrirán un repentino ataque de carencia si pasamos de la súper compra en modo supervivencia, algo que, siempre lo he pensado, debe responder a algún tipo de sentimiento atávico vinculado a la prehistoria o las épocas de hambruna. Y en cuanto al trabajo acumulado, ¡qué le den por …!

Ciertos fines de semana, por otro lado, resultan especialmente estimulantes. Este es el caso del que se avecina, repleto de eventos en una ciudad que parece desbordada por tanta actividad. Ya sea con amigos, con niños, en pareja o quizá en solitario (es mucho mejor estar solo que mal acompañado), sobre Madrid planea un fin de semana de escándalo. La meteorología también acompaña: días soleados, nada de lluvia en el horizonte y una temperatura realmente agradable. ¿Acaso se puede pedir más? No lo creo, pero si aún tenéis alguna duda, aquí va mi mapa particular de eventos destacados:

UNA EXPOSICIÓN (o varias, no puedo evitarlo).

Apertura 2013: la cita anual de las galerías de arte madrileñas. A partir del jueves 19 de septiembre hasta el día 22 la Asociación de Galeristas de Madrid inicia la temporada de arte contemporáneo en la capital con la inauguración simultánea de exposiciones y un programa de actividades que incluye la ampliación del horario de apertura de los espacios participantes, visitas guiadas a museos y exposiciones así como los ya tradicionales cócteles o desayunos. A destacar, los Arco Gallery Walk (recorridos guiados de libre acceso a todo el público previa confirmación de la asistencia), el brunch abierto al público en las galerías y el acto especial de cierre en la Fundación Lázaro Galiano, ambos el sábado 21. Ver el programa completo en este enlace.

Summa Art Fair: tras el verano, Matadero Madrid arranca la nueva temporada con esta feria de arte contemporáneo en la que participarán más de 50 galerías de 15 países. La feria abre sus puertas del 19 al 22 de septiembre. La entrada general cuesta 15 euros con un descuento de 5 euros para estudiantes, desempleados, mayores de 65 años y grupos de más de 10 personas. Puedes ver aquí el listado de las galerías participantes.

“Espacio e Identidad” en Fuencarral 77: el viernes 20 de septiembre a las 20:00 quedará inaugurada una exposición temporal de arte contemporáneo que pretende revitalizar uno de los espacios más infrautilizados del barrio de Malasaña. Este corredor comercial que une las calles de Fuencarral y Corredera Alta de San Pablo ha visto como la mayoría de sus comercios han ido echando el cierre durante estos años. Hasta el 20 de octubre, sin embargo, 68 artistas de 11 países ocuparán el espacio con el apoyo de la embajada Alemana en España. El horario de apertura al público es de jueves a domingos, de 11:00 a 14:00 y 17:00 a 21:00.

UN ESPECTÁCULO DE DANZA.

Ballet Nacional de Cuba en los Teatros del Canal: tras su paso por Barcelona llega a los Teatros del Canal el Ballet Nacional de Cuba con dos propuestas que son un clásico en su repertorio: Coppélia y El Lago de los Cisnes. No nos engañemos: el ballet en este país es caro, muy caro…Las entradas más económicas no bajan de los 35 euros, pero si no tenéis pensado viajar a Cuba próximamente -donde podréis ver a la compañía en su casa habitual por el módico precio de 10 euros-, entonces quizá merezca la pena no desaprovechar esta oportunidad. No saldréis decepcionados.

UN MERCADO: .

Adelita Market: como cada mes vuelve a Espíritu 23 este mercado de segunda mano de Malasaña con un propósito muy claro, educar en el consumo responsable. Con una oferta muy variada y unos precios más que razonables el Adelia Market rescata los objetos desechados en rincones olvidados y los revaloriza a través del uso que otras personas hacen de lo que ya no queremos. La iniciativa por sí misma nos encanta, pero es que además puedes encontrar verdaderas gangas. ¿Cuándo? El domingo 22 de septiembre entre las 12:00 y las 21:00.

UN LIBRO.

“14” de Jean Echenoz: ambientada en la Primera Guerra Mundial esta novela breve es un ejercicio de realismo extremo no apto para cardíacos. No sé si es una buena recomendación para esa tarde de domingo hogareña y feliz que nos prometíamos. Pero la Historia es de todo menos hogareña y feliz, y además nos encanta el estilo sardónico del autor y la fina ironía con la que ataca la estupidez humana.

 UNA PELÍCULA.

“Suite Habana”: como parte del ciclo “20 años de cine iberoamericano” Casa de América propone, el próximo sábado 21 de septiembre a las 19:30 h, esta película cubana del director Fernando Pérez. La realidad cotidiana de un grupo de cubanos es el tema central de un filme que no necesita de la palabra hablada para comunicar. La imagen y la música resultan suficientes en una película emotiva, lírica y vibrante.

OTRAS RECOMEDACIONES.

Por desgracia para algunos el fin de semana es un lapsus de tiempo demasiado corto. Siempre he pensado que el viernes es un día equivocado, una especie de error universal con muy pocas posibilidades de ser rectificado. En mi opinión, el viernes pertenece claramente al fin de semana. Pero dejando de lado una cuestión muy escasamente discutida en los foros a pesar de su relevancia, no quería olvidar una última recomendación: la agenda de eventos de Madrid Diferente para los días que se avecinan. En este enlace encontraréis las diversas actividades que nos proponen desde este excelente blog.