En Madrid, agosto se asocia tradicionalmente con “la gran escapada”, la desbandada hacia cualquier parte de una población que vacía las calles de la ciudad y libera las plazas de aparcamiento para los “incautos” que se atreven a permanecer en la capital española. Muchas son las razones que motivan esta gran ola migratoria. Para algunos el calor sofocante es razón más que suficiente y se refugian en playas o pueblos de montaña. Otros, sin embargo, se ven obligados por el calendario laboral. Particularmente siempre he preferido los meses de junio o septiembre para el merecido descanso estival. No es sólo que el coste de cualquier desplazamiento o estancia se reduzca a la mitad durante estos meses, o que el clima permita aún ir a la playa y resulte mucho menos abrasivo si nos decantamos por el turismo urbano. El agosto madrileño transforma la ciudad en una especie de oasis sin atascos ni problemas para aparcar, sin multitudes abarrotando cualquier evento urbano; aunque en los últimos años los efectos de la crisis económica han hecho desistir a muchos de las vacaciones y la cantidad de gente que permanece en la ciudad ha crecido sensiblemente.

No obstante agosto sigue siendo un buen mes para tener otra perspectiva de Madrid, siempre que sigamos ciertas normas básicas: no exponerse a las horas intermedias del día (una parada para comer en alguna terraza o degustar el bocata a la sombra de un árbol es casi obligatoria), tener siempre a mano la botella de agua y sacrificar el glamour por la comodidad de una ropa ligera y práctica. El programa de eventos en la ciudad durante este mes es otro gran aliciente. Hay de todo y para todos los gustos, y quizá lo más importante, muchos eventos son gratuitos o con un coste mínimo. Esperamos que este decálogo que hemos elaborado para tiempos de crisis refresque vuestros días estivales.

 

1. Música.

Todos los jueves del mes (con excepción del 15 de agosto), el Museo del Romanticismo ofrece la Garden DJ Sessions en el Café del Jardín, ubicado en el patio de este palacio neoclásico a pocos pasos de la calle Fuencarral. El lugar de por sí ya amerita una visita. ¿Qué digo? Es el sitio ideal para escapar del sol y el calor en las horas intermedias del día. La música, como otras tantas veces, puede ser la excusa perfecta. Los fanáticos del Romanticismo, pero también aquellos que disfruten de la tranquilidad y el placer de pasear entre obras de arte sin molestas turbas de turistas, han dado con el museo perfecto. Tras la visita, qué mejor que disfrutar del verdor y la belleza de uno de los secretos mejor guardados de Madrid: este magnífico jardín salpicado de deliciosas mesillas donde podéis descansar mientras degustáis un magnífico café y unas tartas riquísimas. Por si fuera poco, las noches de los jueves se mueven al compás de los clásicos de las décadas del 70 y el 80, con la participación de un DJ invitado en cada sesión.

Un año más la Casa Encendida ofrece el ciclo de conciertos Sounday en la Terraza todos los domingos a partir de las 20:30 horas. La diversidad de estilos musicales así como el precio bastante comedido de las entradas (5 euros), convierten a este ciclo de conciertos en una opción inmejorable para cerrar el fin de semana sin morir (o sea, sin quebrar) en el intento. La artista sueca Amina Hocine traerá su mezcla particular de sonido y arte el domingo 18 de agosto, mientras que The Durian Brothers serán los encargados de cerrar el ciclo el domingo 25 de agosto con su underground electrónico y punk.

 

2. Exposiciones.

La exposición que la Fundación Telefónica ha dedicado a la obra de la artista iraní Shirin Neshat resulta en nuestra opinión una de las muestras más interesantes del verano. Expuesta al público hasta el 1 de septiembre, la muestra constituye una oportunidad excelente para explorar la obra de una de las artistas femeninas con más presencia internacional en la actualidad. A través de la fotografía y el video arte la artista reflexiona sobre la identidad femenina en el mundo musulmán y los retos de la mujer musulmana en la actualidad, dividida entre la tradición y los cánones de modernidad promovidos por Occidente. La muestra puede visitarse de martes a domingo entre las 11:00 y las 20:00 horas. El acceso es gratuito.

El 1 de septiembre es también el último día para descubrir a una de las figuras más interesantes y difíciles de encasillar del panorama cultural iberoamericano. La muestra Obras públicas. Parra, organizada por la Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos 20), desvela el trabajo del poeta, matemático y físico chileno Nicanor Parra Sandoval en torno a los puntos de intersección entre la poesía y la visualidad y su concepto de “antipoesía”. Acceso gratuito de martes a sábados entre las 10:00 y las 21:00 horas, y domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

Hasta el 14 de septiembre la Sala de Arte Joven (C/ Avenida de América, 13) acoge la muestra Hacer en lo cotidiano 02, proyecto que reúne la obra de una serie de artistas que trabajan sobre el concepto de transformación del espacio cotidiano a través del arte. El poder transformador del arte y la necesidad de romper con la rutina y lo establecido mediante pequeños gestos que pueden cambiarlo todo son los pilares sobre los que se articula esta segunda edición del proyecto de la joven comisaria Beatriz Alonso. El horario de visita es de lunes a sábado de 11:00 a 14:00 h y de 18:00 a 21:00 h. Entrada gratuita.

Por segundo año consecutivo Matadero Madrid (Central de Diseño, Plaza de Legazpi 8) organiza la exposición Producto Fresco 2013, amplio muestrario del diseño madrileño más contemporáneo. Desde objetos cotidianos a propuestas más experimentales tienen cabida en esta exhibición de diseño industrial que pretende promocionar la disciplina así como el trabajo de los diseñadores de la ciudad. La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo 15 de septiembre. El acceso es gratuito.

 

3. Museos.

En la céntrica y madrileña calle de Fuencarral (en el n. 3), a pocos pasos de la Gran Vía, se alza el edificio que la Fundación Telefónica ha habilitado para la exhibición y promoción de sus colecciones artísticas, así como para el desarrollo de un amplio programa de actividades relacionadas con la cultura, la tecnología y otros aspectos de la vida contemporánea. Dos exposiciones constituyen la apuesta permanente del espacio: la titulada Historia de las Telecomunicaciones en la segunda planta y la Colección Cubista de la institución en la cuarta. La primera recorre la evolución de la telefonía desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. La segunda, por su parte, destaca la figura de Juan Gris y la obra de artistas latinoamericanos poco representados en España. La tercera planta acoge las muestras temporales de la institución. El acceso a todas las exposiciones es totalmente gratuito de martes a domingo entre las 10:00 y las 20:00 h.

El Museo Cerralbo (c/ Ventura Rodríguez, 17) constituye otra visita muy apetecible dentro del panorama cultural de la ciudad. Esta casa-museo ubicada en un palacio del siglo XIX acoge la colección de arte de los marqueses de Cerralbo y sus hijos. Además de la exquisita colección de obras de arte, en la que destaca el trabajo de grandes maestros de la Escuela Española como Zurbarán, Rivera, El Greco o Alonso Cano, el museo ofrece al visitante una perspectiva de la vida cotidiana de las familias aristocráticas madrileñas a través de su importante colección de antigüedades, mobiliario, fotografías, estampas y sus fondos bibliográficos y documentales. El museo permanece abierto de martes a sábado en el horario de 9:30 a 15:00 horas, los jueves de 17:00 a 20:00 horas y domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas. La entrada general tiene un precio de 3 euros y la reducida de 1.50 euros. Sin embargo, todos los jueves de 17:00 a 20:00 horas, los sábados a partir de las 14:00 horas y los domingos de 10:00 a 15:00 el museo ofrece el acceso gratuito a sus colecciones.

Vuelven en período estival las Noches de Verano del Museo Sorolla (General Martínez Campos, 37). Todos los jueves de julio y agosto entre las 20:00 y las 23:30 horas (excepto el jueves 15 de agosto en que el horario es de 10:00 a 15:00) el museo ofrece la entrada gratuita y visitas guiadas a través de su colección. La misma se compone no sólo de obras pictóricas del destacado e internacionalmente conocido artista español, sino también de una completísima colección de dibujos y bocetos que ilustran el proceso creativo y la forma de trabajar del artista, así como la mayoría de los objetos que Sorolla atesoró en vida, puesto que el artista y su familia hicieron de esta edificación su vivienda entre los años 1911 y 1925. El edificio y su jardín, por otra parte, constituyen otro magnífico aliciente para la visita.

Regresan también las Noches de Jueves de Verano en el Museo del Traje (Avenida de Juan de Herrera 2). Si durante todo el año el museo ofrece la entrada gratuita al público en general los sábados a partir de las 14:30 y los domingos, durante los meses de verano se amplía el horario de los jueves (con excepción del 15 de agosto) y se ofrecen también actividades gratuitas. Durmiendo en el Museo, por ejemplo, es la actividad programada para los niños entre 9 y 12 años los días 22 y 29 de agosto. La inscripción previa es indispensable.

La colección de Arte Contemporáneo de la Comunidad de Madrid puede verse en el Centro de Arte Dos de Mayo (Avda. Constitución, 23, Móstoles). Esta institución cultural, inaugurada en el año 2008, emerge como uno de los centros más activos e interesantes en la promoción y difusión de la creación artística más actual. Ya sea a través de la exposición rotativa de los fondos de la colección, o de las muestras colectivas y el apoyo a los artistas emergentes, el CA2M mantiene el interés del público con propuestas sólidas y un discurso sumamente inclusivo. En ese sentido, la variedad de las actividades que programa fuera de la labor expositiva resulta muy atrayente: conferencias, talleres para todo tipo de público, proyecciones, a las que se suma el programa educativo del centro. El acceso al centro y todas sus actividades es gratuito. Puede visitarse de martes a domingo entre las 11:00 y las 21:00 h.

 

4. Rutas urbanas.

Una de las actividades que parecen vedadas a los vecinos de una ciudad por el supuesto carácter marcadamente turístico de las mismas son las rutas urbanas organizadas. Sin embargo, recorrer las calles de la ciudad con un guía especializado puede resultar verdaderamente sorprendente. Todo aquello que dejamos atrás diariamente sin apenas darnos cuenta, esos detalles curiosos que jamás hemos notado, la historia de unos edificios que nos son tan cercanos y a la vez tan indiferentes, convierten este tipo de rutas en una experiencia muy enriquecedora. Y aunque existe una gran oferta con precios que oscilan entre los 10 y los 30 euros, también tenemos la oportunidad de adentrarnos en la historia de las calles de Madrid por mucho menos dinero.

Free Tour: lo probamos por primera vez en Berlín y quedamos muy satisfechos. El Free Tour se basa en la filosofía de que el cliente sólo debe pagar según su nivel de satisfacción. Al no exigir ninguna cuota fija, tú decides cuánto pagas, incluso puedes decidir que no pagas absolutamente nada dependiendo de tu valoración o posibilidades económicas. En Madrid, la mayoría de los free tours salen en el horario de la mañana desde puntos como la Puerta del Sol o la Plaza Mayor.

Los safaris urbanos organizados por Madrid Street Art Project: conocer la ciudad a través de las intervenciones de arte urbano es el objetivo de estos interesantes safaris callejeros que propone esta asociación sin ánimo de lucro. Y aunque el precio de las rutas es de 5 euros, todo el dinero recaudado se utiliza para promocionar y apoyar el arte urbano y sus creadores. Los organizadores proponen dos modalidades: una en la que te puedes apuntar de manera individual a través de su página web en las fechas y horas programadas, y la modalidad libre para grupos de más de 10 personas, para los cuales la asociación diseña itinerarios adaptados a las características y disponibilidad del grupo.

 

5. De todo un poco en el Palacio de Correos.

El CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía, ubicado en el Palacio de Correos (Plaza de Cibeles, 1) es un espacio polivalente que ofrece un sitio para descansar, informarse y disfrutar de interesantes exposiciones de forma gratuita. Entre las exposiciones que se podrán visitar durante el mes de agosto destacamos SmartCitizens, organizada por el grupo Paisaje Tranversal, la cual centra la atención en las iniciativas ciudadanas frente al concepto empresarial o político de Smart City. Y aunque no es gratuita (el acceso cuesta 5 euros) no podemos dejar de mencionar la muestra El arte del presente. Colección Helga de Alvear, con la exhibición de una de las colecciones privadas de arte contemporáneo más relevantes del país. Además de las mencionadas, otras 8 muestras conforman el programa expositivo de la institución en la actualidad. Por otra parte la visita al imponente edificio de principios del siglo XX diseñado por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi por sí misma vale la pena. Las extraordinarias vidrieras del techo o los zócalos de azulejos de la escalera circular comparten espacio con la moderna cubierta acristalada sobre el antiguo patio y las rampas que facilitan la circulación, incorporadas tras la rehabilitación del edificio culminada en 2009. En la planta 2 se ha dispuesto una zona Wifi así como ordenadores con acceso a Internet, mientras que la quinta planta cuenta con una zona habilitada con cómodos sofás, mesas y sillas, ideal para descansar en las horas intermedias del día, leer la prensa o reunirnos con los amigos. Finalmente, el edificio cuenta con un estupendo mirador en la planta 8 desde donde contemplar Madrid desde las alturas. El acceso a este mirador cuesta unos 2 euros, pero aún podemos ahorrarnos este dinero sin sacrificar las vistas si nos asomamos a la terraza bar alojada en la planta 6.

6. Poniendo a punto la bici.

Los amantes de la bici aprovechan el verano para hacer rutas por los alrededores de la ciudad o en la sierra madrileña. Y aunque muy poco a poco, la bici también puede llegar a imponerse por las calles del centro de Madrid. En barrios como Lavapiés o Malasaña cada día es más frecuente encontrar a los vecinos desplazándose en bicicleta. Con el objetivo de promover el uso de este medio de transporte en la ciudad han surgido varias iniciativas que nos ayudarán a poner a punto la bici de manera gratuita y a entrar en contacto con otros fervientes admiradores de las dos ruedas sin motor.

Taller autogestionado ESOA La Dragona: en el n. 90 de la Avenida Daroca este taller ofrece el uso gratuito de herramientas y los sabios consejos de expertos en el tema todos los martes del año a partir de las 20:00 horas. Al ser una iniciativa autogestionada es importante colaborar con la aportación de viejas piezas que ya no necesitemos y en general todo aquel material que tengamos desperdigado por casa sin que le demos un uso concreto.

Centro de Información y Educación Ambiental de La Dehesa de la Villa: en el parque del mismo nombre, este centro pone a disposición de los usuarios los materiales y herramientas necesarias para la reparación o puesta a punto de nuestra bici. El parque, por otra parte, es un entorno ideal para nuestras rutas sobre dos ruedas. Horario: Del 01 de julio al 30 de septiembre: De martes a viernes, de 16:00 a 20:00. Sábados, domingos y festivos, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Cerrado: del 6 al 20 de agosto. Del 01 de octubre al 30 de junio: De martes a viernes, de 15:00 a 19:00. Sábados, domingos y festivos, de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Cerrado: 24, 25 y 31 de diciembre, 01 y 06 de enero.

 

7. A la sombra de un árbol (los parques madrileños).

Bueno, me dirán algunos, Madrid no es New York, donde cada verano los numerosos parques de la ciudad programan cientos de actividades de todo tipo que van desde clases gratuitas de danza o disciplinas deportivas hasta conciertos y cine de verano. Y la verdad es que es muy cierto. A veces tengo la sensación de que no se aprovechan nuestros parques en todo su potencial, o la cosa va de dinero, como casi siempre. No obstante, visitar nuestros parques (sobre todo aquellos más arbolados que permiten el recorrido a cualquier hora del día) es una de nuestras actividades preferidas. Ya sea para leer el último libro que nos mantiene fascinados, para hacer un picnic con nuestros amigos y pasar la tarde al aire libre, para enamorarnos o aislarnos del mundo por unas horas, los parques y jardines de la capital son el entorno ideal. Si bien el Retiro y la Casa de Campo son dos de las zonas verdes de referencia en Madrid, otros parques históricos y jardines, menos conocidos, se encuentran más a salvo de la superpoblación de los dos anteriores. El Parque del Capricho (Paseo de la Alameda de Osuna 25) abre al público sábados, domingos y festivos de 9:00 a 21:00 horas desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre. El lugar es sencillamente idílico: laberínticos paseos arbolados entre los que perderse, jardines románticos con reminiscencias del paisajismo francés e italiano, el estanque y los disímiles afluentes con el precioso puente de hierro, el primero de este tipo construido en España, el palacete de la familia o el suntuoso salón de baile. La Quinta de los Molinos (acceso por la calle Alcalá, Metro Suanzes) constituye otro espacio imprescindible del panorama verde madrileño. Al igual que El Capricho, esta quinta constituía el jardín privado de una familia aristocrática, en este caso del conde de Torre Arias. Hoy en día podemos disfrutar de las extensas áreas arboladas (el espectáculo de los almendros en flor durante el mes de febrero es sencillamente sublime). La historia de la Quinta de la Fuente del Berro (entrada por la calle Enrique D’Almonte, aunque tiene otras cinco puertas) está estrechamente relacionada con la aristocracia, la monarquía y diversas órdenes religiosas. El agua de la famosa fuente que le da nombre al parque era considerada como una de las mejores aguas de Madrid, de ahí que la Corona se asegurara desde el siglo XVII el derecho de utilización de la fuente. Abrió al público en 1954. Aunque no queden muchos vestigios de su pasado histórico, la estancia en este histórico parque-jardín madrileño es realmente apacible.

 

8. Otras alternativas: Ribera Matadero y Campo de la Cebada.

Durante todo el mes de agosto el espacio al aire libre ubicado entre la plaza de Matadero Madrid y Madrid Río se convierte en el campo de experimentación de la cultura participativa y el punto de encuentro de artistas locales con el público de la ciudad. Bajo el título de Ribera Matadero, la programación de esta terraza de verano de acceso gratuito incluye verbenas poco tradicionales (el viernes 16 de agosto se celebrará la NeoVerbena “Do it your set”, que ofrece al público visitante la oportunidad de pinchar la música que elija y animar la fiesta, mientras que el sábado 17 el colectivo ¡Ja! organiza la verbena esotérica), atrevidos cortes de pelo al son de la música latina (el sábado 24 de agosto a cargo del colectivo Elgatoconmoscas), o la proyección de curiosos video extraídos de Internet (el sábado 31 de agosto). Quizá uno de los aspectos más interesantes de este proyecto es el papel activo que debe ejercer el público asistente. La programación de los viernes, por ejemplo, se basa exclusivamente en las propuestas de los espectadores, las cuales pueden ser formuladas a través de la página web de Matadero Madrid.

El solar ocupado antes de su derribo por el polideportivo de La Latina es desde 2009 un espacio gestionado por asociaciones de vecinos del distrito Centro de Madrid, quienes organizan en el ya conocido como Campo de la Cebada disímiles actividades culturales, recreativas, deportivas y sociales para el disfrute de las personas del barrio pero también de la ciudad. Premiado por la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo este proyecto ciudadano impulsa otra manera de percibir y gestionar el espacio público, y se opone frontalmente a las políticas especulativas y privatizadoras promovidas desde las administraciones o la empresa privada. Para este mes de agosto el espacio tiene programado, además de las asambleas populares, las siguientes actividades gratuitas: cine de verano el jueves 22 de agosto (21:30-23:00) y el jueves 29 (20:30-23:00); la proyección del documental “El placer es mío” el viernes 30 de agosto (21:00-23:30) y la interesante exposición Fearful visions-Visionary Ideas” (del viernes 23 al lunes 26 de agosto).

 

9. Cine. 

En nuestra penúltima entrada, “sobre finales de julio y lo que no te puedes perder en Madrid”, proponíamos interesantes ciclos de cine en instituciones culturales como el Museo Reina Sofía, o refrescantes sesiones de cine de verano a precio reducido. La mayoría de estos programas se mantienen en el mes de agosto, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de mencionar dos nuevas opciones que nos parecen interesantes. A modo de homenaje al recientemente fallecido actor y locutor, la Biblioteca Nacional organiza la segunda parte del ciclo La voz de Constantino Romero con la proyección de algunos de los mejores trabajos de doblaje del actor. La entrada es gratuita. Consulta la programación en este enlace. Para la última semana de agosto el Café Kino de Lavapiés (calle Olivar 17) propone la proyección de un ciclo de cine de aventuras que incluye títulos como Le llaman Bodhi o La playa. Las dimensiones reducidas de la sala (tan sólo 11 butacas), la proyección en versión original con subtítulos en castellano, así como la exquisita oferta gastronómica que silenciosos camareros van distribuyendo mientras disfrutas de la película hacen de este sitio un espacio entrañable. Abierto todos los días de 16:00 a 22:00 horas. La entrada cuesta sólo 2 euros. Consulta la programación aquí.

10. Escapando de Madrid: el Real Sitio de Valsaín.

La voz de Constantino Romero’ en la Biblioteca Nacional: La tarde de los viernes y sábados la Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos 22, <M> Colón) abre su sala de cine para revisar los trabajos como actor de doblaje del recientemente desaparecido Constantino Romero. O lo que es lo mismo, un repaso por los mejores títulos del cine de las últimos 40 años:  ‘El golpe’ (V2), ‘Chinatown (S3), ‘La vida privada de Sherlock Holmes’ (V9), ‘Elemental Doctor Freud’ (S10), ‘Diamantes para la eternidad’ (V16), ‘Vive y deja morir’ (S17), ‘Blade runner’ (J22), ‘La última tentación de Cristo’ (V23), ‘Terminator 2: el juicio final’ (S24), ‘El jinete pálido’ (V30) y ‘Million Dollar Baby’ (S31). A las 17:30h. Entrada gratuita. – See more at: http://madriddiferente.com/index.php/2013/agenda/planes-para-el-verano-en-madrid-agosto/#sthash.ZB0uCVQb.dpuf
La voz de Constantino Romero’ en la Biblioteca Nacional: La tarde de los viernes y sábados la Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos 22, <M> Colón) abre su sala de cine para revisar los trabajos como actor de doblaje del recientemente desaparecido Constantino Romero. O lo que es lo mismo, un repaso por los mejores títulos del cine de las últimos 40 años:  ‘El golpe’ (V2), ‘Chinatown (S3), ‘La vida privada de Sherlock Holmes’ (V9), ‘Elemental Doctor Freud’ (S10), ‘Diamantes para la eternidad’ (V16), ‘Vive y deja morir’ (S17), ‘Blade runner’ (J22), ‘La última tentación de Cristo’ (V23), ‘Terminator 2: el juicio final’ (S24), ‘El jinete pálido’ (V30) y ‘Million Dollar Baby’ (S31). A las 17:30h. Entrada gratuita. – See more at: http://madriddiferente.com/index.php/2013/agenda/planes-para-el-verano-en-madrid-agosto/#sthash.ZB0uCVQb.dpuf
La voz de Constantino Romero’ en la Biblioteca Nacional: La tarde de los viernes y sábados la Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos 22, <M> Colón) abre su sala de cine para revisar los trabajos como actor de doblaje del recientemente desaparecido Constantino Romero. O lo que es lo mismo, un repaso por los mejores títulos del cine de las últimos 40 años:  ‘El golpe’ (V2), ‘Chinatown (S3), ‘La vida privada de Sherlock Holmes’ (V9), ‘Elemental Doctor Freud’ (S10), ‘Diamantes para la eternidad’ (V16), ‘Vive y deja morir’ (S17), ‘Blade runner’ (J22), ‘La última tentación de Cristo’ (V23), ‘Terminator 2: el juicio final’ (S24), ‘El jinete pálido’ (V30) y ‘Million Dollar Baby’ (S31). A las 17:30h. Entrada gratuita. – See more at: http://madriddiferente.com/index.php/2013/agenda/planes-para-el-verano-en-madrid-agosto/#sthash.ZB0uCVQb.dpuf
La voz de Constantino Romero’ en la Biblioteca Nacional: La tarde de los viernes y sábados la Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos 22, <M> Colón) abre su sala de cine para revisar los trabajos como actor de doblaje del recientemente desaparecido Constantino Romero. O lo que es lo mismo, un repaso por los mejores títulos del cine de las últimos 40 años:  ‘El golpe’ (V2), ‘Chinatown (S3), ‘La vida privada de Sherlock Holmes’ (V9), ‘Elemental Doctor Freud’ (S10), ‘Diamantes para la eternidad’ (V16), ‘Vive y deja morir’ (S17), ‘Blade runner’ (J22), ‘La última tentación de Cristo’ (V23), ‘Terminator 2: el juicio final’ (S24), ‘El jinete pálido’ (V30) y ‘Million Dollar Baby’ (S31). A las 17:30h. Entrada gratuita. – See more at: http://madriddiferente.com/index.php/2013/agenda/planes-para-el-verano-en-madrid-agosto/#sthash.ZB0uCVQb.dpuf P { margin-bottom: 0.21cm; direction: ltr; color: rgb(0, 0, 0); }P.western { font-family: “Times New Roman”,serif; font-size: 12pt; }P.cjk { font-family: “SimSun”; font-size: 12pt; }P.ctl { font-family: “Lucida Sans”,sans-serif; font-size: 12pt; }A:link { }

Cansados de invadir la sierra madrileña como cada verano y atestar los sitios más recurrentes como la Pedriza, las piscinas naturales de Cercedilla o Rascafría, no hace mucho decidimos poner rumbo a Segovia evitando el puerto de Guadarrama o de los Leones, y acometer un camino menos explorado por nosotros. Tras ascender al puerto de Navacerrada y acceder al valle del Valsaín dejando a nuestras espaldas las impresionantes curvas conocidas como las Siete Revueltas, lo primero que llama la atención es el magnífico monte de pinos silvestres que reviste el paisaje de un sombrío verdor. Disímiles rutas, accesibles a pie, se adentran en el espectacular pinar y bordean los ríos Eresma, el Acebeda y el Peces. Y aunque se han habilitado las típicas zonas de descanso y merenderos que suelen salpicar la mayoría de los paisajes españoles, aún es posible disfrutar del senderismo y la soledad del monte si evitas las zonas recreativas de Boca de Asno, Los Asientos y El Robledo. Tras la ruta, nada mejor que acercarse al cercano pueblo de Valsaín y descubrir unos de los monumentos más ignorados de España. Se trata del Real Sitio de Valsaín. Del que fuera un imponente palacio mandado a erigir por Felipe II apenas quedan las ruinas de una torre, el Patio de Vacas de la Reina, La Casa de Oficios y los arcos de Juan Gómez de Mora. No obstante, el sitio se enmarca en un paisaje de ensueño y merece mucho la pena dejarse llevar por el entusiasmo de los lugareños, que se bañan en las aguas del río Eresma sin más presencia que la de sus propios vecinos. Si aún os quedan fuerzas, y la placidez del río y sus vecinos no os han cautivado definitivamente, podéis seguir camino hacia La Granja y sus jardines (la entrada a estos últimos es gratuita) o seguir hacia la propia ciudad de Segovia, la cual, seguramente, será la inspiración para próximas entradas de Coordenadas Urbanas.